La historia de Ratoncito

Ratón amigurumi

Érase una vez, hace muchos meses atrás, el pequeño Daniel se levantó diciéndole a su mamé que había visto al mismísimo Ratoncito Pérez. Era azul marino y llevaba gafas de sol y una hamaca bajo el brazo. Creo recordar que lo vio subido en un descapotable, aunque no me hagáis mucho caso de ésto último, porque no sé si es que Daniel me ha contagiado un poco de su enorme imaginación o si realmente fue así.

No es broma eeehhh!!! Daniel lo vio y yo le dí vida… Seguir leyendo “La historia de Ratoncito”

Ratoncitas maestras, diferentes y modernas

Para el día del maestro nacieron unas nuevas ratoncitas maestras que llevaban su pizarra y su lápiz. Podéis verlas aquí.
En esta ocasión os traigo dos nuevas maestras más personalizadas. 

La primera con un vestido en color crema que cambia la pizarra por su libro de lenguaje rojo. Y lleva un lápiz que, a diferencia de sus anteriores hermanas, está hecho a mano. (qué apañá soy, jajajaja). Ésta ratoncita es para la tutora de Laura, una niña que ha querido hacerle este bonito regalo a su maestra.
La segunda ratoncita en tonos rosas porque es una profe muy dulce y super moderna. Cambia la pizarra por su Ipad y no le falta el lápiz, jejejeje… Ésta es para una gran amiga de Margarita, una persona que siempre ha estado ahí, retándome y sorprendiendo a sus compañeras con mis creaciones. 
Gracias Margaria, gracias Laura por vuestra confianza. Espero que las ratoncitas hayan sorprendido mucho a sus dueñas. ^^

Feliz Día del Maestro

Hoy es un día muy especial. Hoy celebramos el día del docente y no hay mejor manera de hacerlo que con dos bonitas ratoncitas maestras.

¿Cómo me gustaría a mí volver a ser niña? Aiiiinnnssss mi primera seño, no me acuerdo muy bien de su cara, ni siquiera de su nombre, pero si recuerdo que me encantaba estar con ella, para mí fue la que me abrió un mundo nuevo, un mundo en el que podía hacer las cosas solita sin que mamá estuviera ahí. La que me enseñó que la M + la A es MA, que al sembrar una semilla nace una planta, que 1+1 son 2…. Me enseñó a jugar, a respetar, a compartir, a reír, a querer a mis compañeros. Me consolaba con un fuerte abrazo cuando me caía y me hacía daño. Me quiso y yo la quise mucho a ella.
Con los años me he dado cuenta que aprenderemos muchas cosas de nuestros maestros. Empezando por los de infantil, seguidos por los de primaria, después los del instituto y algunos hasta los de la universidad…. Todos ellos nos llenan de conocimiento, nos ayudan en las dificultades y nos transmiten ese sentimiento de querer saber más, de mejorar día a día, de sentirnos orgullosos de nosotros mismos,…
Habrá profesores que nos dejen huella y eso significa que ese maestro/a nos ha tocado el corazón.
Yo he tenido la gran suerte de encontrarme ante mí maestros que no sólo me han enseñado conocimiento sino que me han transmitido que en esta vida hay que ser buen profesional y mejor persona. 

Y aquí os dejo con dos ratoncitas que quieren celebrar este día con todos vosotros.

Una en rojita y la otra en azul.

Encontré para ellas unas cajitas perfectas.

Sus dueñas tienen que estar la mar de contentas ^^ Una de ellas la luce así de bonita….


¡¡¡ FELIZ DÍA DEL MAESTROOOOOOOOOOO !!!
Gracias Margarita por ser tan especial como eres. Miiiiil besitooooos ^^

Ratoncita Flamenca…. olé, qué arte!!!

Aquí tenéis la ratoncita que me faltaba por enseñaros. Esta flamenca tiene mucho arte. En azul celeste, con sus lunares, su flor en el centro y lista para echarse unos bailes.

Supongo que algun@s ya conocisteis a sus hermanas flamenquitas, ¿verdad? Y sino, no os preocupéis, mirad que cuadro flamenco más chulo, jajajaja

¡¡¡ Ahí es ná mi arma !!!

A bailar, a bailar, a bailar…. alegre sevillana… todo el mundo a bailar, a bailar, a bailar…. oleeeeeee

Ratoncita Misionera… la más buena ^^

Tal y como os prometí ayer, hoy os traigo otra ratoncita igual de sorprendente que sus hermanas reposteras.


Débora me lo quiso poner difícil, me dijo…. ratoncita misionera, con vestido azul, una biblia y gafas… al principio se te hace un mundo pero cuando empiezas a imaginarla, a crearla y a ver el resultado piensas: alaaaa, pero si lo he conseguido, no ha podido quedar más bonita ^^



Busqué una telita con motivos azules (me encanta ese estampado). Le di forma de volante, con su puntilla y su sandunga. ¿Y la naricilla que tiene? jajajaja… Le hice la biblia y le puse las gafas. ¡Cómo me ha gustado ponerle las gafas! Un poco complicado pero no imposible y el resultado me ha enamorado.

Cuando acabo un trabajo y miro atrás y veo las horas que le he dedicado, los mimos que les he dado, el cariño que he puesto en cada puntada, los detalles que con tanta paciencia le he puesto y si además, le encanta a la persona que me lo ha pedido, me siento la persona más feliz del planeta y, es tan grande lo que siento, que no tengo palabras para agradecerlo.
Espero que a su dueña le guste mucho y que, junto a ella, siga con su gran labor como misionera. Es admirable el trabajo que estas personas hacer por los más desfavorecidos.
Una vez más, gracias Débora, sin ti no hubiera nacido esta bonita ratoncita misionera.
Pero aquí no acaba la cosa…. lo siguiente que os voy a enseñar ya lo habéis visto en alguna otra ocasión, aunque no mucho, jajaja… 
Continuará… ^^

Ratoncitas Reposteras…. las más dicharacheras ^^

Para los que me seguís por Instagram… ¿os acordáis de esos mini pastelitos que os enseñé?
Pues aquí tenéis a sus dueñas. Unas ratoncitas reposteras de lo más dicharacheras. Y es que hay creaciones que te hacen sonreír con sólo imaginarlas.

Me encantó la idea de hacer estas ratoncitas desde el segundo número uno cuando Débora me lo propuso. Ella vio las ratoncitas flamencas y, cogiéndolas de base, nacieron las reposteras o pasteleras, como más os guste llamarlas. 

¿Te apetece un donut?
¿O mejor una cupcake?
¿Un pionono quizás?

 ¿A qué son de lo más dulce? jajajaja

La faldita es un volante de vichy rosa con motivos de cocina y con una puntillita que le da un toque encantador. 

Con una cucharita pintada a mano, su gorrito de cocina y la sorpresa final fue hacerles esos pastelitos de fieltro. Diferentes para cada una. 

Espero que a sus dueñas les gusten tanto como a mí hacerlas. Qué bonito es crear para arrancar una dulce sonrisa. Seguro que estas ratoncitas arrancan más de una, jejejeje.

En el próximo post, una ratoncita no menos sorprendente que las reposteras….. ^^

Gracias Débora por confiar en mis manitas.

Ratoncitas Guardadientes: encargo de Bita

Bita y su compañera tenían que hacer un regalito para unas princesitas de mi ciudad y pensaron en que un regalo bonito, original y a la vez útil es, sin duda, un Ratoncito Pérez para guardar los dientes. En este caso Ratoncitas, con sus telitas en tonos rosas y sus lazos en la orejota.

Seguro que las dos niñas están deseando que se les caiga algún diente para meterlo dentro de la barriguita de su ratona, ponerla debajo de la almohada y esperar a que el Ratón Pérez le deje una cosita redonda y dorada., jajajaja.
Gracias Bita por acordarte y confiar en mí ^^

La Primera Comunión de mi príncipe

Ayer fue un día importante para mi sobrino Alejandro. Llegó el día de su primera comunión. Toda la familia nos reunimos para celebrar con él éste gran día.

Mi niño no podía ir más guapo, ¡qué leñes!, es que es guapo de narices, ¿a que sí? ^^ ¡¡¡ Es un príncipe !!!

Y como buen príncipe, se rodeó de lindas princesas….
Como algunos de vosotros ya sabéis, me he aventurado en la gran tarea de hacer los modelos de las niñas. Cada una iba distinta pero las tres conjuntaditas, mis dos hijas (las mayores) y mi sobrina (la peque). En la foto os señalo lo que he confeccionado. Para mí ha sido todo un reto. No tenía patrones, así que todo lo he hecho a ojo, con muchísima paciencia y pensando muy bien cada paso antes de hacerlo. Al final el resultado ha merecido la pena.¡¡¡ Estaban preciosas !!!
Junto con los modelitos no podían faltar los accesorios: adornos para los zapatos de las mayores, complementos para el pelo y la braguita para la chiquinina. No tengo fotos de todo, sólo os puedo enseñar cómo quedó la diadema de mi sobrina.
También hice algunos de los detalles para los invitados. A mí me gustan mucho las flores de crochet, quedan siempre bien allá donde las coloques. Para las mujeres se regalaron medallones de bronce con flores de crochet de distintos colores.
Gustaron mucho y yo feliz ^^

Y para los más pequeños de la familia, unos ratoncitos guardadientes, tres de niño y dos de niña. Aunque aún son pequeñitos para usarlos, el tiempo pasa muy rápido y  cuando menos te lo esperas, ¡zás! ¡Se me ha caído un dienteeeeeee!. Qué ilusión les hace meter el dientecillo en la barriga del ratón y que a la mañana siguiente se haya convertido en una moneda, jejeje…. 
Nos lo pasamos genial. Lo mejor estar con la familia, echarnos unas risas, unos bailes…. pero lo mejor de lo mejor ha sido ver crecer a mi príncipe de ojos azules hasta hacerse tan mayor. Aaaaiiiiinnnnnsssssss…