Cojines para Luis Miguel y Daniel

Cojin Mickey Mouse

No hay nada como el amor de una abuela, y es que ellas son especiales, de eso no hay duda.

Esta abuela vio los cojines que le hice a los pequeños Sebastián y David y no dudó en encargarme dos para sus nietitos.

Cojín Mickey

He recibido información que los pequeños quedaron entusiasmados al ver el regalo de su abuela, sus papis encantados y yo feliz. ^^

Quería agradecer a esta abuela su paciencia y su gran confianza en mí. Gracias de corazón ^^

Y ahora a todos vosotros-as, los que me leéis y seguís mis creaciones, os quería explicar un poco mi experiencia en este trabajo.

La pintura me encanta, es algo que realmente me llena y me relaja aunque requiere de paciencia, ya que la elaboración suele ser lenta pero todo depende del trabajo que se haga. En concreto estos cojines la tienen porque son grandotes, la pintura hay que hacerla por partes y esperar a que se seque una parte para seguir pintando otra. Hay que tener “ojo” para realizar los matices de luces y sombras y mucho pulso para el perfilado, ya que está hecho con un pincel fino y poco pintura. La costura también lleva algunas horas de trabajo. Yo no soy costurera profesional, siempre lo he dicho, pero soy muy “apañá” y confío plenamente en mis capacidades :). Así que les he puesto ese remate de ondas que me parece súper dulce y no sólo eso, por dentro están sobrehilados para que la tela no se deshilache y el cojín no lleva cremallera, por lo que la parte de atrás se abre para poder sacar el relleno y poderlos lavar con comodidad.

Cojín Trasera

No sé qué tienen pero todo el mundo que los ve queda encantado con ellos. Por la pintura, por estar personalizados, por el remate, por la comodidad para lavarlos,… ¡No puedo estar más feliz!

Cojín Mickey  Cojín Mickey

Cojín Mickey  Cojín Mickey

Como podéis ver, mi experiencia es de lo mejor, por eso si eres mañosa y tienes paciencia, te animo a que te compres pinturas y tela y te pongas a dar pinceladas de color. Ya verás lo bonito que resulta y la sonrisa tan grande que se te dibuja cuando acabes el trabajo. Se puede hacer infinidad de cosas: cojines, mantelerías, bolsos, etc, etc…

Y si eres de esas personas que eso de las manualidades no es lo suyo pero te gusta este tipo de regalos, aquí me tienes, yo encantada de hacer muchos más trabajos, con otros dibujos, colores, formas… 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *